En 1963 el Instituto de Filosofía de la entonces Facultad de Humanidades y Ciencias publicó el artículo «Primera polémica Filosófica del Uruguay», escrito por Manuel Arturo Claps, catedrático de Historia de la Filosofía en esa facultad.

«La polémica que sobre la orientación de la enseñanza de la filosofía en las aulas montevideanas, sostuvieron en el mes de diciembre del año 1838 el joven exilado argentino Juan Bautista Alberdi y el profesor de la Casa de Estudios don Salvador Ruano, tiene el valor de haber motivado “los primeros escritos filosóficos que se sepa hayan sido publicados en el país” [Arturo Ardao, Filosofía Pre-universitaria en el Uruguay, 1945]. Adquiere de este modo una importancia singular en la Historia de nuestras Ideas y, por extensión, en la de las del Río de la Plata» escribe Claps
Manuel Arturo Claps nació en Buenos Aires el 7 de junio de 1920. En 1930 la familia se radicó en Montevideo, donde el joven Claps completó sus estudios primarios y secundarios. Más tarde, hacia fines de la década del cuarenta, realizó cursos superiores de Filosofía en la Universidad de Buenos Aires (UBA). En oportunidad de tales actividades de formación académica, en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA y en las tertulias aledañas, se vinculó con grupos maduros y también juveniles que estaban renovando el pensamiento y la literatura argentinas. Entró en contacto, entre otros, con Santiago Dabove, Carlos Mastronardi, Jorge Calvetti, Macedonio Fernández y hasta con el escritor polaco exiliado en Argentina Witold Gombrowicz, con cuya traducción al español de la novela Ferdydurke colaboró espontáneamente. En 1947 fundó junto a Ángel Rama, Ida Vitale, Víctor Bacchetta e Idea Vilariño la revista Clinamen, que alcanzó a publicar cinco entregas hasta fines del siguiente año. En 1949, a partir de disidencias internas, Claps, Vilariño y Rodríguez Monegal —quien había intervenido en las últimas entregas de Clinamen— fundaron Número, en la que continúan con una línea cosmopolita y rioplatense y aun latinoamericanista, sobre todo en la etapa final. Ocasionalmente colaboró en el semanario Marcha entonces y también hacia el final de la vida del semanario, clausurado por la dictadura en 1974. En sus últimos años de permanencia en Montevideo, antes de tener que exiliarse, escribió para el diario del Partido Comunista, El Popular.
Sin ignorar las corrientes del pensamiento occidental contemporáneo, Claps trabajó en filosofía latinoamericana y en historia de las ideas desde su juventud. A pesar de que su obra édita es escueta, se destacan sus estudios sobre Carlos Vaz Ferreira y José Enrique Rodó. Hacia mediados de la década del sesenta se acerca al marxismo, filosofía a la que, hasta entonces, había estado ajeno. Esta nueva orientación de su pensamiento lo aproxima más a los problemas de la filosofía política latinoamericana, estudiando la obra y acción de Hipólito Yrigoyen y José Batlle y Ordóñez. Profesor de Filosofía en Educación Media en Uruguay, ocupó la cátedra de Historia de la Filosofía en la Facultad de Humanidades y Ciencias —primero como asistente de Emilio Oribe— hasta su retiro en 1997, salvo durante el período en el que debió exiliarse junto a su esposa, la profesora Sylvia Campodónico, cuando también ejerció como docente de su especialidad en la Universidad Autónoma de México, entre otras instituciones. En su largo exilio (1974-1984), participó de foros, conferencias y seminarios en distintas partes de América. Murió en Montevideo el 3 de mayo de 1999.


Se puede acceder a Primera polémica filosófica del Uruguay a través del sitio http://humanidades-digitales.fhuce.edu.uy

También se encuentran disponibles materiales del autor en la Sección de Archivo y Documentación del Instituto de Letras (SADIL).

DMC Firewall is a Joomla Security extension!