La subsecretaria de Educación y Cultura, Edith Moraes, reflexionó este domingo al cierre del Tercer Congreso Nacional de Educación (CNE) «Maestra Enriqueta Compte y Riqué», que conmemorándose el Día Internacional de los Derechos Humanos «no es casualidad que este grupo esté reunido representando a toda la ciudadanía de nuestro país» por una educación como derecho humano.

En esta segunda jornada del Plenario se discutió la aprobación de los informes, las relatorías y las mociones de cada uno de los cuatro ejes de las Comisiones Temáticas que se desarrollaron el día anterior. Los ejes de trabajo fueron: Aportes para un Plan Nacional de Educación; Democratización, universalización y educación de calidad; Educación, diversidad y diversificación; y Los desafíos de la educación.

Plan Nacional de Educación

La Comisión del eje 1 analizó elementos para la consideración de la formulación de un Plan Nacional de Educación, que debería ser «el marco general que posibilite el diseño y la implementación de las políticas educativas de cada ente autónomo». En grandes bloques, se trataron temas relacionados a la autonomía, cogobierno y la coordinación general del sistema de educación, al igual que los procesos de democratización y su fortalecimiento en el sistema educativo en su conjunto.

Algunos de los principios rectores que deben constituir la base de sustentación de un Plan Nacional de Educación son los derechos humanos, la laicidad, la educación politécnica, y «el desarrollo de sujetos críticos, creativos y proactivos para la vida y no para el mercado». También se plantearon aspectos metodológicos y procedimientos necesarios para la formulación, implementación y seguimiento del Plan, y la posibilidad de convocar un congreso extraordinario para avanzar lo más rápidamente posible. El marco temporal de vigencia de este nuevo Plan no debe agotarse en un quinquenio, sino que tiene que «mirar hacia el futuro».

Democratización, universalización y educación de calidad

El debate de este eje se centró, entre otros temas, en la educación rural y se coincidió en la necesidad de infraestructura, transporte y otros apoyos como la alimentación en centros de educación media, y distintas modalidades para la continuidad de los estudios luego del ciclo de primaria. Asimismo, la necesidad de educación inicial en este contexto fue un punto muy importante y recibió varios aportes que plantearon su valoración y extensión a todos los ámbitos.

Los participantes de este debate rechazaron el concepto de educación en el medio rural porque «tiende a reproducir y mantener un status quo en el que la educación rural se centra en la temática y las tareas rurales y las naturaliza como las únicas a desarrollar en este contexto». Entienden en cambio que la educación debe ser transformadora en todos los ámbitos y trascender el contexto en el que se imparte.

Educación, diversidad y diversificación

La Comisión Coordinadora del eje acordó construir un documento nuevo con base en las mociones presentadas y aprobadas en la reunión en vez de trabajar sobre el texto del documento base que no fue aprobado en el Plenario. Los principales temas discutidos fueron la educación en derechos humanos y la educación sexual. Los restantes puntos abarcaron desde la inclusión social hasta la necesidad de diversificar la formación en distintas áreas y generar dispositivos educativos particulares para los estudiantes en situación de discapacidad.

Se hizo particular hincapié en profundizar la educación en perspectiva de derechos, que implica un abordaje integral e inclusivo, no solo a través de talleres puntuales sino integrado en la currícula. El Plan Nacional de Educación debe atender a la diversidad como tal, que «va más allá de la distinción de género, raza o condición social».

Los desafíos de la educación

En esta Comisión se propuso establecer por ley un nuevo ente autónomo de la enseñanza llamado Universidad Nacional de Educación, que dicha ley sea aprobada en la presente legislatura e incluya las condiciones necesarias y suficientes para que este nuevo ente autónomo se instale y cuente con las características propias de una universidad pública nacional. Esta institución debe estar habilitada a otorgar títulos universitarios en todos los niveles, realizar actividades de docencia, investigación y extensión, y organizar sus estructuras internas en lo académico y lo territorial.

Declaración final

La jornada cerró con la aprobación de la declaración final del Congreso, que propone impulsar una educación democrática y democratizadora, pues la construcción de una ciudadanía crítica y formada es «imprescindible» para el desarrollo social y productivo. Debe ser una tarea constante trabajar por el acceso realmente universal de la población a todos los niveles de la educación pública. En este sentido, el Congreso entiende necesario trabajar por la autonomía y cogobierno para toda la educación pública, apuntando a la participación y poder de decisión real de los actores del proceso educativo a través de los diversos órdenes, en todos los niveles de la educación.

Respecto al Plan Nacional de Educación la propuesta educativa debe ser descentralizada tanto en la esfera pública como en la privada. Las diferencias de aplicación de un mismo plan no pueden transformarse en incontables planes, programas y proyectos que impliquen diferentes contenidos o exigencias de aprobación. También se refiere a lo trabajado en el último eje de discusión para que se concrete, en esta legislatura, la ley que crea la Universidad Nacional de Educación, con autonomía y cogobierno, asignándole el presupuesto necesario para su implementación y funcionamiento.

Por otro lado, la declaración sostiene que las políticas educativas necesarias requieren recursos mayores que los hoy resueltos por el Poder Ejecutivo: «Para concretar la educación a la que aspiramos debemos continuar exigiendo un presupuesto acorde a las necesidades del sistema educativo, no menor al 6 % del PBI para ANEP, UTEC y Udelar». Si bien la inversión en infraestructura ha sido muy importante, todavía no alcanza porque hay edificios que no han tenido mantenimiento por décadas. Por otra parte, estos edificios deben tener las características adecuadas a la población a atender, especialmente contemplando la accesibilidad de personas en situación de discapacidad.

Finalmente, Edith Moraes agradeció a todos los presentes por un «compromiso fuerte de prácticas democráticas y de defensa con total conciencia de lo que es la importancia de la educación». Asimismo, hizo un llamado a que sigan existiendo congresos de la educación representando la voz y las propuestas de todos los ciudadanos. «Que esto se concrete es sin dudas nuestro compromiso», concluyó.

Lea Declaración completa

 

*Noticia tomada de: http://universidad.edu.uy

DMC Firewall is a Joomla Security extension!