Durante su estadía en la República Popular China el rector visitó instituciones vinculadas a la instalación en Uruguay de la primera sede del Instituto Confucio: Hanban y la Universidad de Qingdao, contraparte responsable de la puesta en marcha del proyecto.

En Hanban, organismo chino que regula el funcionamiento del Instituto Confucio en el exterior, Markarian fue recibido por el director general de Planificación, Cao Diefeng, y representantes de la Dirección de Cooperación Internacional. El rector les informó que entre las metas de gestión se encuentra la enseñanza del idioma chino pero también la promoción de la cultura —artes marciales, arquitectura, medicina, gastronomía, etc.— y recordó que, por ser China el primer socio comercial de Uruguay, existe un creciente interés por parte de distintas instituciones uruguayas. En esa línea, la Universidad de la República (Udelar) está trabajando en la suscripción de diferentes acuerdos que concreten la enseñanza del chino a los funcionarios de esta y otras instituciones, tanto públicas como privadas.
Los anfitriones adelantaron que en agosto una delegación de profesores viajará a Uruguay a ultimar los detalles de la inauguración, mientras que en octubre autoridades chinas lo harán para participar de la apertura del Instituto Confucio Uruguay.
Markarian también se reunió con un representante del International College of Beijing, institución privada que impartirá un curso introductorio de chino mandarín en Uruguay durante julio próximo, financiado por el Ministerio de Comercio chino y organizado por la Embajada de China en Uruguay. La actividad fue informada a la Udelar por la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional (AUCI) unos días antes del viaje del rector. Durante la audiencia se informó que la actividad estará a cargo de ocho docentes chinos y estará dirigida a cien estudiantes uruguayos que manejen el inglés ya que este será el idioma en el que se impartirán las clases. El rector adelantó la disposición a colaborar con la iniciativa que puede ser un preámbulo a la apertura del Instituto Confucio.

Oficina de Asuntos Exteriores de Qingdao

La ciudad sede de la universidad contraparte del Instituto Confucio en Uruguay, Qingdao, es una de las más prósperas de China y está hermanada a la ciudad de Montevideo. Allí Markarian fue recibido por el alcalde del ayuntamiento y por el secretario municipal del comité del Partido Comunista, Meng Fanli. Con una población cercana a los diez millones de personas, la ciudad se caracteriza por su industria turística: recibe cerca de ochenta millones de turistas al año. A su vez, la actividad portuaria constituye un motor importante de la economía, dado que Qingdao cuenta con uno de los puertos más importantes y activos de China. Con 26 universidades, la ciudad cuenta con 300.000 estudiantes universitarios.
Markarian agradeció la bienvenida y expresó el interés de la Udelar en contactarse con empresas locales interesadas en colaborar con el Instituto Confucio, tanto en su equipamiento interno como externo. Recordó que la sede de la calle Albo contará con una cocina destinada a la enseñanza y promoción de la gastronomía china en Uruguay y que, dada su ubicación muy visible, sería oportuno contar con una gran obra representativa de China y de la amistad de Montevideo con Qingdao.
En otro orden, las autoridades de Qingdao hicieron hincapié en la reciente asociación estratégica entre Uruguay y China y en la pertinencia de aprovechar esta plataforma para incrementar el número de visitas y proyectos comunes. En este sentido, se comprometieron a enviar una delegación gubernamental a la inauguración del Instituto Confucio en Uruguay. El embajador de Uruguay ante el gobierno de la República Popular China, Juan Fernando Lugris, recordó la importancia de Qingdao para Montevideo y adelantó que la Intendencia Departamental tiene en cuenta la necesidad de visitar esta ciudad a la brevedad posible. También comunicó que en junio el director ejecutivo de Uruguay XXI, Antonio Carámbula, se encontrará en China para participar del Foro de Inversiones e Infraestructura de Macao y que dicha instancia puede ser una buena oportunidad para que las empresas de Qingdao se acerquen y conozcan las posibilidades de inversión en Uruguay.

Qufu, la ciudad donde nació Confucio

La última audiencia del rector en Qingdao fue en su Universidad, que ofrece 102 licenciaturas, 47 doctorados y 83 maestrías. Además del Confucio en Montevideo, esta institución ha colaborado con su apertura en la Florida (EEUU) y en Corea, y Montevideo es la primera ciudad latinoamericana en la que trabaja. Su rector, Fan Yuejin, señaló que el Instituto Confucio será una buena alternativa para honrar la asociación estratégica entre ambos países desde el campo académico, y una plataforma adecuada para la conmemoración del trigésimo aniversario de relaciones diplomáticas el año próximo.

Markarian, por su parte, describió el estado de situación del proyecto e instó a la parte china a definir cuanto antes las autoridades que participarán en el Consejo de Administración del Instituto, así como la fecha en la que se transferirán fondos económicos para continuar con las obras. Luego del encuentro ambos rectores y el embajador uruguayo presidieron una ceremonia de lanzamiento del proyecto a la que asistieron docentes y alumnos del Departamento de Español, así como autoridades locales y medios de prensa.
Todavía en Qingdao, el rector visitó su Instituto de Oceanografía, el más destacado en materia de investigación de los océanos, dependiente de la Academia de Ciencias de China. La última parada fue en la localidad de Qufu, donde nació el pensador y filósofo Confucio y el rector participó en un pequeño homenaje.

 

*Noticia tomada de http://universidad.edu.uy

Our website is protected by DMC Firewall!