De acuerdo con la preceptiva ya existente o a los usos de sus figuras en los últimos veinte años, las entidades académicas contempladas en esta sección pueden definirse en los siguientes términos:

Institutos: entidades que agrupan departamentos, secciones, unidades y centros, en función de un cometido académico común e integrador, con una estructura administrativa y funciones de dirección y coordinación. En este sentido, los institutos existentes parecen estar definidos en términos disciplinarios fuertes, como macrodisciplinas, varias veces denominadas en plural («Ciencias de...»).

Los institutos representan la estructura académica que articula las tres funciones universitarias básicas (investigación, enseñanza y extensión). Por lo tanto, para que un instituto alcance este estatuto, resulta imprescindible la realización de actividades de investigación y de extensión sistemáticas y organizadas, y que tenga a su cargo la administración académica de cursos de pregrado, grado y posgrado.

Un criterio general para la obtención de este denominador por las áreas preexistentes ha sido la amplia satisfacción de los cometidos que acabamos de mencionar.

Áreas: entidades que, en principio, tienen las mismas condiciones que los institutos, pero exhiben un desarrollo menor, con un carácter quizá transitorio o en etapas iniciales y medias de conformación.

Como se ve en el organigrama, las otrora entidades Departamento de Lingüística (hasta 1992 parte del Área de Letras), Ciencias Antropológicas (originalmente Departamento de Antropología, luego área), departamentos de Letras (antes de 1992 un conjunto de departamentos no conectados entre sí, transformados en áreas y luego en instituto) y Área de Ciencias de la Educación (originalmente departamento, luego área) se han transformado por reestructura en institutos e introdujeron cambios en sus denominaciones. Al establecerse la FHCE, solo existían dos institutos: el de Ciencias Históricas y el de Filosofía.

Las áreas existentes actualmente (de Estudios Interdisciplinarios y de Estudios Turísticos) parecen tener estos mismos u otros criterios de definición que consideramos anteriormente.

Departamentos: son las entidades académicas básicas, definidas principalmente por la determinación de un espacio francamente acotado de producción de conocimiento. En la mayoría de los casos, tienen carácter microdisciplinario, pero también existen definidores temáticos, de espacios cronológicos, de regiones geográficas o zonas culturales, etcétera.

Secciones: escasamente definidas en sus características, se presentan en algunos casos como departamentos de desarrollo, entendidos como más incipientes, en otros, como entidades de menor especificidad académica y en otros, como entidades de funciones acotadas. Se presentan con variadas formas de dependencia con respecto a los institutos y departamentos.

Our website is protected by DMC Firewall!